676 455416   Mail: carlos@florit-abogados.com


616 231094   Mail: ernesto@florit-abogados.com

cabecera

En esta sección publicamos contenidos que por su relevancia o información creemos que puedan ser de vuestro interés, a su vez también lo publicamos en nuestras redes sociales para darle la mayor difusión posible, esperamos que sea de vuestro agrado y os invitamos a visitar esta sección agradeciendo de antemano vuestro interés y confianza.

 

  • PatriaPotestad      LogoADNlefebvre

TS 23-3-18


En primera instancia, la madre instó demanda en solicitud de privación de la patria potestad y supresión del régimen de visitas del padre,
en base a la falta de relación durante años de éste con su hijo menor y al incumplimiento de sus obligaciones alimenticias. El Juzgado
desestimó la petición de la madre al considerar que los hechos alegados no tenían la entidad suficiente como para acordar una medida
tan grave. Además, tampoco entendió acreditado el verdadero motivo por el cual durante estos últimos años padre e hijo no se habían
visto, esto es, no se probó ni una desatención del padre ni una actitud obstruccionista de la madre.


La madre recurrió en apelación ante la Audiencia Provincial de Cantabria, insistiendo en la gravedad de los hechos que justificarían la
medida. La AP estimó el recurso, apoyándose en doctrina jurisprudencial que aprecia gravedad suficiente en la desatención a un menor
durante años, viendo en la medida una herramienta que proporciona estabilidad al niño, al eliminar la fuente de conflictos.
Frente a la citada sentencia se ejercita por el padre recurso extraordinario por infracción procesal ante el Tribunal Supremo, quien le da la
razón estimando el recurso y declarando la nulidad de la sentencia de apelación. Afirma el TS que la sentencia recurrida no motivó porqué
fue grave el incumplimiento de las obligaciones paterno-filiales por parte del padre, estando obligada a hacerlo por haber revisado el
pronunciamiento de primera instancia que sí motivó con detalle que no había quedado acreditado el verdadero motivo de la ausencia
de relaciones entre el padre y el hijo. Además, era necesario que la sentencia recurrida valorara lo que a tal fin contenía el informe del
equipo psicosocial y, sin embargo, lo obvió completamente.
Por todo ello, el TS anula la sentencia recurrida por falta de motivación y repone las actuaciones a la fase de dictado de la sentencia, a
fin de que el tribunal de apelación, con libertad de criterio, motive su decisión, teniendo en cuenta los razonamientos expuestos por el TS.