676 455416   Mail: carlos@florit-abogados.com


616 231094   Mail: ernesto@florit-abogados.com

cabecera

En esta sección publicamos contenidos que por su relevancia o información creemos que puedan ser de vuestro interés, a su vez también lo publicamos en nuestras redes sociales para darle la mayor difusión posible, esperamos que sea de vuestro agrado y os invitamos a visitar esta sección agradeciendo de antemano vuestro interés y confianza.

 

ViajeAvionesGloboEl marco jurídico de responsabilidad civil del transportista aéreo internacional por los daños a los pasajeros tiene como referencia el Convenio de Montreal de 1.999, que resulta aplicable a todo transporte de personas, equipaje o carga que cumpla con los requisitos de ser un transporte efectuado por aeronaves por vía aérea y de carácter internacional.
 
Es importante hacer referencia a que si bien el Convenio de Montreal se aplica a todo el transporte internacional, también resultará aplicable en el caso del transporte nacional. 
El Convenio de Montreal fue firmado por la UE el 09/12/99 y aprobado por Decisión del Consejo de 05/04/01 entrando en vigor, para la UE el pasado 28/06/04
 
Según el art. 1.2 del Convenio, se entiende por transporte internacional cuando el punto de partida y el de destino del transporte se encuentran ubicados en dos Estados diferentes que forman parte del Convenio o, cuando el punto de partida y el de destino están ubicados en el mismo Estado pero hay una escala en el territorio de otro país, sea o no, éste último, suscriptor del Convenio.
 
Pero como decíamos antes, el Convenio de Montreal también es aplicable al transporte nacional, en virtud del Reglamento del Consejo de Europa núm. 2027/97 de 9 de Octubre, al disponer que la responsabilidad de una compañía aérea comunitaria en relación con el transporte de pasajeros y su equipaje se rige por todas las disposiciones del Convenio de Montreal relativas a esa responsabilidad. 
 
Si el vuelo internacional se realiza entre algún país comunitario y otro no comunitario, caben varias opciones: que el país no comunitario, no habiéndose acogido al Convenio de Montreal, fuera parte del Convenio de Varsovia, en cuyo caso sería de aplicación éste, o que, el país no comunitario, no hubiera ratificado ni el de Montreal ni el de Varsovia, en cuyo caso entrarían en juego las reglas del Derecho Internacional Privado que determinarían qué legislación sería la aplicable. 
 
Finalmente, para acabar esta entrada sobre el marco jurídico aplicable, comentar que quedan exceptuados de la aplicación del Convenio de Montreal, la responsabilidad del transportista por daños a sus tripulantes, a polizones, el transporte de personas que no se efectúe por vía aérea en algún tipo de aeronave, el transporte aéreo en el cual la escala que se realice no haya sido contratada por las partes (por ejemplo, por razones mecánicas o de emergencia) o los transportes que, aún realizados por vía aérea y de carácter internacional, no estén realizados por una empresa dedicada al mismo, por ejemplo, un vuelo privado o un transporte de carácter militar. 
 
 

*La información que se contiene en este artículo ha sido extraída de la obra “La responsabilidad del transportista aéreo y la protección de los pasajeros” obra dirigida por Dña. María Jesús Guerrero Lebrón y editada por Marcial Pons en 2015