676 455416   Mail: carlos@florit-abogados.com


616 231094   Mail: ernesto@florit-abogados.com

cabecera

En esta sección publicamos contenidos que por su relevancia o información creemos que puedan ser de vuestro interés, a su vez también lo publicamos en nuestras redes sociales para darle la mayor difusión posible, esperamos que sea de vuestro agrado y os invitamos a visitar esta sección agradeciendo de antemano vuestro interés y confianza.

 

Nueva reforma de la Ley Concursal, esta vez por RDL 11/2014 de 5 de septiembre.

Nos dice el legislador que pretende dos finalidades: En primer lugar, ayudar a la continuidad de las empresas y negocios en apuros. Recuerdo las primeras conferencias sobre la Ley Concursal, hace ya diez años. Esto era lo primero que se decía, que la Ley pretendía asegurar la continuidad de la actividad de las empresas con problemas. Así seguimos.

La segunda finalidad del legislador es que la existencia de créditos privilegiados no entorpezca la consecución de acuerdos pre-concursales.

 

Entrando en puntos concretos de la reforma, cabe destacar:

- Modificaciones para facilitar la transmisión de los negocios (o de ramas de actividad de las empresas concursadas)

- Ampliar el derecho a voto de acreedores que no disponían de él. En este sentido, frente a la desconfianza que generaba la compra de créditos, se entiende, ahora, más conveniente que haya un mercado de créditos.

- Para perseguir situaciones fraudulentas, se amplía el círculo de personas especialmente vinculadas al deudor concursado, con el efecto de que sus créditos pasan a ser subordinados (cobran los últimos)

- Se modifican algunas normas de quórum y régimen de mayorías para aprobar el convenio, aceptando convenios con quitas superiores al 50%, en lo que pretende ser un baño de realismo: Hay empresas que podrían subsistir pero precisan de unas quitas más fuertes a las permitidas hasta ahora.

- Se trata de agilizar la liquidación. No en vano, el 97% o 98% de los concursos acaban, desgraciadamente, en liquidación.

- Entre las novedades curiosas, la facultad del Juez de retener hasta un 10% de los fondos obtenidos en liquidación para atender a posibles impugnaciones.

Habrá que estudiar con más calma cada modificación y evaluarla en sus resultados prácticos. Con todo permanece una crítica: La Ley Concursal se ha ido convirtiendo en un pequeño Frankestein con textos modificados, añadidos, rectificados... al calor de un uso masivo de la legislación concursal y de la necesidad de responder a una realidad que ha ido, en todo momento, por delante de la ley.